Los 14 rasgos de las personas sociópatas

Este tipo de personas tienden a manipular y a sacar provecho de su entorno humano.
Rasgos sociopatía

¿Sabes qué es una persona sociópata? Quizás hayas oído a hablar en alguna ocasión de este término. Cuando escuchamos esta palabra, podemos pensar en personas frías, carentes de empatía y sensibilidad, manipuladoras…

Y no vamos mal encaminados. Estos y algunos más son rasgos de las personas sociópatas. En este artículo, concretamente, conoceremos los 14 rasgos de las personas sociópatas que aparecen de forma más frecuente. Antes, sin embargo, vamos a ver en qué consiste la sociopatía.

¿Qué es la sociopatía?

La sociopatía se cataloga como tal en el DSM-5 (Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales) como un trastorno de la personalidad antisocial. Un trastorno de la personalidad, sea del tipo que sea, conlleva un patrón cognitivo, relacional y comportamental disfuncional, que dificulta la adaptación a la vida, además de deterioro funcional y/o malestar para el individuo.

En el caso del trastorno de la personalidad antisocial, dicho patrón se caracteriza por buscar la violación de los derechos de los demás, así como su explotación y manipulación. Es decir, los sociópatas son personas que manipulan y que pueden llegar a agredir o a hacer daño sin sentir el más mínimo remordimiento.

Pero no debemos relacionar a los sociópatas directamente con los asesinos o los violadores, por ejemplo, ya que no todos los sociópatas lo son (ni todos los asesinos o violadores son sociópatas). Es decir, debemos ir con cuidado en este sentido. Sin embargo, si la sociopatía es grave y la persona no consigue adaptarse a la vida, esta sí puede llegar a cometer actos delictivos graves.

14 rasgos y hábitos de las personas sociópatas

Después de definir, a grandes rasgos, cómo es una persona sociópata, vamos a conocer los 14 rasgos de las personas sociópatas. Estos rasgos hacen alusión a diferentes esferas de la personalidad, tales como la cognición, la afectividad, las relaciones interpersonales...

1. Suspicacia y desconfianza

A nivel cognitivo y comportamental, las personas sociópatas muestran suspicacia y desconfianza de los mensajes que no están en la línea de sus propios intereses. Dicha suspicacia, incluso, puede llegar a convertirse en un pensamiento paranoide.

Así, desconfían con facilidad de las acciones de los demás, y su pensamiento suele ser especialmente suspicaz.

2. Labilidad afectiva

La labilidad afectiva es otro rasgo característico de las personas sociópatas, correspondiente a la esfera afectiva. La labilidad afectiva implica que el paciente cambie su expresión afectiva rápidamente, por ejemplo pasando de la risa al llanto en cuestión de segundos o minutos.

3. Falta de empatía

Siguiendo con la esfera afectiva, el siguiente rasgo de la sociopatía hace referencia a la empatía; así, este tipo de pacientes presentan ausencia de la misma. Así, les es imposible ponerse en el lugar de los demás (por ejemplo sintiendo su dolor o compartiendo su felicidad).

4. Egocentrismo

Otro de los rasgos de las personas sociópatas es su egocentrismo. Son personas que se centran en ellas mismas, y a las que les cuesta cambiar el foco hacia los demás. Por otro lado, de los demás solo les importan los beneficios que pueden obtener de ellos.

5. Manipulación y encanto

A nivel relacional, las personas sociópatas manifiestan conductas manipulativas hacia los demás. Manipulan a las personas a través del engaño y la mentira, principalmente.

Por otro lado, se muestran encantadoras para obtener lo que quieren; aparentan ser amables y simpáticas y se van adaptando a las situaciones según sus intereses.

6. Evitación del contacto social

En general, las personas sociópatas son personas que presentan una socialización pobre. En casos extremos, los/as sociópatas pueden llegar incluso a rehuir el contacto social. Si no lo evitan, presentan dificultades a la hora de establecer y mantener relaciones estables, como veremos más adelante.

7. Uso de mecanismos de defensa

Otro rasgo característico de estas personas es que presentan ciertos mecanismos de defensa, tales como la negación, la proyección, la fantasía o el rechazo. Estos mecanismos les ayudan a cometer sus actos delictivos o de abuso hacia los demás sin sentir remordimientos o culpa.

8. Marcada crueldad

En el terreno de las relaciones interpersonales, las personas sociópatas pueden llegar a comportarse con mucha crueldad hacia los demás, es decir, de forma extremadamente despiadada. Actúan sin compasión, y generalmente no tienen resentimientos después de sus acciones.

De esta manera, pueden haber hecho mucho daño a alguien (llegando a casos extremos de violaciones, asesinatos…) y no sentirse culpables por ello.

9. Relaciones interpersonales: falta de estabilidad

Otro de los rasgos de las personas sociópatas es su falta de estabilidad en las relaciones interpersonales; es decir, no suelen tener relaciones de amistad o de pareja estables porque tienen una gran dificultad (o imposibilidad) para conectar realmente con las personas.

De esta forma, sus relaciones son más bien superficiales (y si son “profundas”, es probable que estén actuando). Además, como ya hemos dicho, ven a los demás como una fuente de satisfacción de sus propias necesidades, no como nada más.

10. Inmersión en un mundo de autoengaño

Como hemos visto, las personas sociópatas utilizan la mentira como una de sus herramientas principales para manipular a los demás. Además, pero, también se pueden llegar a mentir a sí mismos. Esta inmersión en un mundo de autoengaño los convierte en personas especialmente vulnerables.

11. Ausencia de miedo

Es difícil que una persona sociópata llegue a experimentar un miedo real. Esto se extrapola incluso a situaciones de alto riesgo, donde su vida peligra. Es decir, su percepción del miedo está ausente.

12. Frialdad emocional

Son personas que presentan frialdad emocional; esto les ayuda a calcular, planificar y ejecutar sus planes sin verse influenciados por las emociones. Es decir, les prevalece siempre la razón.

13. Buena inteligencia

El siguiente de los rasgos de las personas sociópatas es su inteligencia. Generalmente son personas muy inteligentes. Además, presentan una buena agilidad mental. Estas son algunas de las razones por las que a nivel laboral les puede ir muy bien (en los negocios, por ejemplo), obteniendo un gran éxito en este sentido.

Por otro lado, una vez más, utilizan esta inteligencia para manipular a los demás y para conseguir lo que quieren.

14. Habilidades verbales y persuasión

Son personas con buenas habilidades verbales y gran capacidad de persuasión. Esto les facilita manipular a los demás sin que se den cuenta, pareciendo encantadores/as. Además, saben qué tienen que decir, cuándo y a quién, para obtener lo que quieren.

En el ámbito laboral les puede ayudar mucho también (y en el económico), ya que gracias a su “labia” pueden crear una red potente de contactos.

Referencias bibliográficas

  • American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

  • Belloch, A., Sandín, B. y Ramos, F. (2010). Manual de Psicopatología. Volumen I y II. Madrid: McGraw-Hill.

  • Sirvent, C. (2007). La sociopatía adquirida. Revista Española de Drogodependencias, 32(3): 310-341.

  • Soler, C.L. y López, J.R.L. (2003). Rasgos de personalidad y conducta antisocial delictiva. Psicopatología clínica legal y forense, 3(2): 5-19.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.