10 alimentos que puedes consumir cada día

1 year ago

Rosa Bengall

Introducir estos alimentos en tu dieta diaria puede ser beneficioso.

Algunos alimentos que puedes consumir diariamente.
Algunos alimentos que puedes consumir diariamente. Fuente: Unsplash

Seguro que más de una vez te habrás preguntado si comes suficientemente sano, si con el tipo de productos que consumes cubres tus necesidades diarias nutricionales o si ese alimento que tanto te gusta es la mejor opción para los momentos en que el hambre acecha.

Te proponemos 10 alimentos que puedes consumir cada día, para que tengas la tranquilidad de que con cada bocado estarás cuidando tu cuerpo.

10 alimentos que puedes consumir cada día

Toma nota de los alimentos más beneficiosos que puedes comer a diario.

1. Chocolate negro

Seguro que a las adictas al chocolate se les ha dibujado una sonrisa nada más leerlo, aunque si eres una de sus incondicionales sabrás que le sobran motivos a esta delicia para estar en esta lista.

Cuando éste cuenta con más del 70% de cacao, nos encontramos con un potente antioxidante que nos protegerá de los radicales libres y con ello del envejecimiento. También reduce los procesos inflamatorios y combate el exceso de colesterol. Por si fuera poco, nos carga de minerales como magnesio, potasio y fósforo para sentirnos con más vitalidad, y gracias a su contenido en teobromina disfrutaremos de su efecto estimulante.

2. Aceite de oliva

No es caprichoso que le llamen el “oro líquido”, puesto que las propiedades de este valioso aceite lo convierten en tesoro de la naturaleza que no puede faltar en nuestra dieta diaria.

Un gran aliado del corazón por su riqueza en grasas monoinsaturadas, que reducen los niveles del llamado “colesterol malo” y regula los del “colesterol bueno”, y su capacidad de disminuir la presión arterial.

Muy rico en vitamina E y otros antioxidantes que nos ayudarán a vivir más años. Un buen consejo sería consumir en ayunas diariamente una cucharada de aceite de oliva para que el organismo esté más receptivo para absorber todos los nutrientes. Además, este sencillo gesto ayudará a prevenir el estreñimiento ya que tiene un suave efecto laxante.

Para asegurarnos que disfrutamos de todas sus propiedades, debemos escoger los llamados OVE (oliva virgen extra) y, a ser posible, de la “primera presión en frío”; con ello nos aseguramos que el aceite procede directamente del jugo de la aceituna prensada, que mantendrá un inconfundible aroma al fruto fresco y un sabor para degustar en crudo.

Además, la amplia diversidad de aceites de oliva que tenemos a nuestro alcance (picual, arbequina, hojiblanca…) permite que cada cual escoja el que más encaja con sus gustos y hace de este producto uno nuestros favoritos entre los 10 alimentos que puedes consumir cada día.

3. Arándanos

Todo un cocktail de color rojo brillante o azul oscuro, sabor dulce y ácido a la vez, repleto de vitaminas y antioxidantes con los que prevenir el envejecimiento y sentirte cargada de vitalidad.

Ideales para incluir en el desayuno o para tomar entre horas, ya que además de deliciosos, contienen un tipo de azúcares de absorción lenta que evitará los altibajos de glucosa que provocan hipoglucemias.

Además, una de sus propiedades terapéuticas más apreciadas, especialmente la del arándano rojo, es su capacidad de prevenir y tratar las infecciones de orina.

En personas propensas a padecer este tipo de dolencias de forma recurrente o crónica, incorporar diariamente un vasito de zumo de arándanos rojos puede suponer mantener alejado este problema por bastante tiempo.

4. Limón

Este cítrico de color tan energético no puede faltar en nuestra alimentación si queremos cuidar nuestra salud.

Ya se sabe que es el rey de la vitamina C y que es una de las formas más sencillas de incorporarla en nuestro día a día para mantener los catarros y otras infecciones a raya, pero sus bondades no acaban ahí.

Su acción alcalinizante nos protege de multitud de dolencias, ya que ayuda a crear un “estado protector“ en nuestro cuerpo en el que se previenen los procesos inflamatorios que, en caso de no remitir, podrían terminar desencadenando algunas enfermedades.

5. Ajo

Aunque quedará para los anales de la historia el comentario que hizo años atrás Victoria Beckham, asegurando que las calles de nuestro país “huelen a ajo”, lo cierto es que forma parte indispensable en nuestra cultura gastronómica.

Tanto es así, que la mayoría de nuestros platos tradicionales más apreciados por parte de los extranjeros tienen el ajo como factor común. Pero no es algo casual; la sabiduría popular ha mantenido alejada en gran medida ciertas afecciones de la salud gracias al uso frecuente de este alimento.

6. Chucrut

El chucrut o col fermentada forma parte de la gastronomía de países como Alemania o Francia, pero entre aquellos que buscan incorporar nuevas fuentes de salud provenientes de los alimentos han encontrado en ella uno de los indispensables para cuidar de nuestra salud.

Por el tipo de condiciones en que se lleva a cabo su preparación se produce una fermentación láctica, capaz de crear probióticos que sirven para proteger nuestro intestino de los efectos de los antibióticos y otras sustancias nocivas que consumimos habitualmente.

Como consecuencia de ello, refuerza nuestro sistema inmunitario. Podríamos decir que tendría un efecto similar al del yogur natural, al que también se asemejaría por su contenido en calcio.

Es rico en vitamina A, que además de proteger la vista favorece la absorción del calcio. Vitaminas B1, B2 y C, siendo ésta última imprescindible para asimilar el hierro y prevenir la anemia. Si a todo esto añadimos su gran capacidad de depurar el organismo, no tendremos excusa para no probar a incorporarla a nuestra dieta.

7. Avena

Uno de los cereales más completos y sanos que podemos consumir. En forma de copos se pueden consumir añadidos al yogur o en cremas vegetales, o si lo preferimos, incluirlos en la preparación de uno de los desayunos de moda; el famoso porridge, que promete darnos energía de larga duración para evitar llegar con un hambre canina al almuerzo.

Otros motivos de peso para consumirla a diario es que la avena tiene la propiedad de bajar el colesterol así como reducir la presión arterial gracias a un tipo de fibra soluble, el beta-glucano, gracias a la cual también podría ser útil para las personas propensas a las hipoglucemias.

8. Brócoli

Si tuviéramos que escoger una palabra para definir al brócoli, ésta sería “anticancerígeno”, pues su alto contenido en compuestos de azufre actuaría sobre los mecanismos que ayudan a frenar su aparición. Además también fomenta la desintoxicación del organismo.

Contiene una combinación de antioxidantes que al estar juntos potencian aún más su efecto, y su alto contenido en vitamina B2, luteína y beta-caroteno son una combinación ganadora para cuidar la salud de los ojos.

Eso sí, para poder disfrutar de sus propiedades, nada de hervirlo hasta eliminar todas sus vitaminas y perder los minerales en el agua de cocción; mejor cocerlo al vapor durante unos minutos hasta que esté al dente. Ésa es la manera ideal de disfrutarlo en sabor y nutrientes.

9. Semillas de lino

Basta un par de cucharadas soperas de esta semilla puesta en remojo en agua durante la noche para disfrutar de uno de los alimentos vegetales más ricos en omega 3 que conocemos.

Su alto contenido en fibra (y el gel que forma al remojarse durante toda una noche en agua) acabarán con el estreñimiento a la par que hacen un efecto de limpieza de la pared del intestino.

Su contenido en fitoestrógenos nos protege de ciertos tipos de cáncer relacionados con las hormonas, como el de mama, y su acción antiinflamatoria mejora algunas dolencias como el asma y también disminuye el acné.

10. Manzana

Ya lo decía un viejo refrán británico An apple a day keeps the doctor away, que en nuestra versión de sabiduría popular viene a decir “una manzana al día, al médico alejaría”.

Y es que no podemos tenerlo más fácil; una fruta que podemos encontrar fácilmente en cualquier lugar debido a la enorme cantidad de variedades que existen, siempre lista para tomar.

Combaten los radicales libres, sus polifenoles aumentan la esperanza de vida, comer una manzana al día reduce a medio plazo los niveles de colesterol malo (LDL) y aumenta el colesterol bueno (HDL). Incluso se ha demostrado que su consumo diario reduce el riesgo de ictus en un 52%. ¿Qué excusa tienes para no tomar tu manzana diaria?

Rosa Bengall