Cómo olvidar a alguien en 10 claves (¡que funcionan!)

1 year ago

Carlota Serrano

¿No te puedes quitar a esa persona de la cabeza pero debes superarlo? ¡Sigue estos consejos para lograrlo!

Cuando no podemos quitarnos a esa persona de la cabeza.

¿Por más que lo intentas no consigues olvidar a alguien especial en tu vida? Es completamente normal, a todas nos ha pasado alguna vez.

Quizás quisieras ser capaz de poder pensar en esa persona sin que ello te produjera dolor. Tiempo al tiempo. Todo llegará; piensa que es un proceso que algún día terminará y que traerá un bienestar y crecimiento personal consigo.

Mientras tanto, aquí te mostramos una serie de pautas para ayudarte en esa complicada etapa de tener que olvidar a alguien. Paciencia, ánimo y recuerda: “Nunca llueve eternamente”.

10 claves para olvidar a alguien eficazmente

Tómate un respiro tranquilo para reflexionar en nuestras propuestas. Seguro que te aportarán ideas para sobrellevar este momento.

1. Deshazte de todo lo que tengas suyo

Cuando en el transcurso cotidiano de tu día a día comienzas a encontrarte con los pequeños detalles que te recuerdan los mejores momentos que compartisteis, tu intento de olvidar a alguien se puede ir al traste muy fácilmente.

Por ello, intenta recopilar todo aquello que pertenecía a esa persona especial, o que de alguna forma te recuerde íntimamente a él o a vosotros juntos, y tíralo. Pero si ves que te resulta muy complicado hacerlo, tranquila; prepara una caja con todos esos objetos y guárdala bien cerrada e inaccesible.

Cuando pase el tiempo suficiente, quizás llegue el día en que al volver a encontrarte con esas cosas no sientas nostalgia, o que quizás te decidas a tirarlas sin ningún problema.

2. Haz una lista de cosas que no te gustan de esa persona

Cuando estamos enamorados, parece como si sólo pudiéramos focalizar en aquellos aspectos que nos encantan de esa persona. El problema es cuando tratas de olvidar a alguien y continuamente estás recordando lo increíble que es, porque con ello lo único que haces es idealizarlo y añorarlo más aún.

Por eso, no te vendría mal recordar algo: Todos tenemos defectos y él no es ninguna excepción. Así que, saca tu visión más racional, piensa fríamente cómo es esa persona y ve anotando aquellas cosas que no te gustan de él.

Procura llevar esa lista contigo para continuar ampliándola cuando caigas en alguno de esos aspectos suyos que te molestan. Pero también para poder leerla cuando comiences a idealizarlo; así recordarás que no es tan increíble como te empeñas en continuar viéndolo.

3. Juego de asociación negativa

¿De qué se trata? Pues de ser capaz de pensar en algo negativo cuando pienses en esa persona que tratas de olvidar.

Como la tendencia natural suele ser la de idealizarla, concéntrate en focalizar hacia algo de ella que no te guste y cada vez que te asalte su recuerdo, procura asociarlo a sus defectos.

Poco a poco se convertirá en ese automatismo que te facilitará las cosas.

4. Dedica tiempo a tus hobbies favoritos.

Cuando nos ponemos de lleno con alguna actividad que nos apasiona, todos nuestros sentidos y nuestra mente están conectados con aquello que estamos haciendo, por lo tanto estaremos en un estado de flow idóneo que nos ayudará a olvidar a alguien (al menos durante ese rato) que deseemos sacar de nuestra mente.

Dedicar tiempo a tareas que te entusiasman provoca un estado mental de bienestar que mantendrá a raya los pensamientos tristes.

Por eso, es un buen momento para preguntarte si has dejado de hacer algo que te encantaba durante el tiempo en que estuviste con esa persona, plantéate aprender o retomar aquella afición que tiempo atrás te gustaba tanto, o ¿por qué no? Quizás ha llegado el día de emprender algún proyecto que te haga ilusión.

5. Cuida tu autoestima y siéntete bien contigo misma

Parece algo automático y a lo mejor ni te has dado cuenta, pero suele suceder que durante el tiempo en que tratas de olvidar a alguien, a la vez que lo idealizas más a esa persona, más te infravaloras a ti misma.

Es bastante normal, puesto que las propias emociones negativas asociadas a esa pérdida fomentan que tu estado anímico sea bajo. Y estando así cuesta ver las cosas con claridad, incluso tus propias virtudes, que seguro son muchas.

Por eso, cuando te percates de estar alabando las múltiples bondades de quien ya no está a tu lado, párate y toma ese cariño que le dedicas a él con tus pensamientos, y vuélcalo en ti, en verte con unos ojos igual de amables.

Descúbrete a ti misma la increíble persona que eres. Ahora toca enamorarte de ti.

6. Cambia tus rutinas

Si aunque haya pasado el tiempo continúas visitando los mismos lugares a los que ibas y sigues haciendo aquellas cosas que hacías, estarás boicoteándote a ti misma en tu intento de olvidar a alguien.

Puesto que vuestra relación ha cambiado, también toca implantar nuevas dinámicas que te permitan recordar que estás en una etapa diferente, que además puede llegar a ser mucho mejor.

Detecta aquellos hábitos y automatismos que tenías asociados a tu relación con esa persona, e introduce alternativas para implantarlas en su lugar.

Importantísimo: Prepara planes especialmente apetecibles para esas fechas especiales que llevaban vuestros nombres.

7. Practica un nuevo hábito: Ignorarlo

Puede ser que te resulte bastante complicado si tienes que encontrarte con él con frecuencia, porque sea inevitable ya que compartáis puestos de trabajo o círculo de amigos, pero a ser posible, limita todo lo que te sea posible el trato y el contacto con esa persona a la que deseas olvidar.

8. Acepta tus pensamientos

Cuando quieres olvidar a alguien, no se trata de repeler los pensamientos que puedan venir a ti, sino de ser capaz de dejarlos entrar en tu mente y saber dejarlos ir.

Intenta distraerte, pero cuenta con que es inevitable que de vez en cuando pienses en esa persona. Si sucede, no lo combatas, porque tu resistencia hacia ello generará un refuerzo mayor aún.

Pero eso sí, regresa a tus asuntos en cuanto puedas.

9. Cuenta con un confidente

No se trata de tener a alguien a quien llamar cada vez que te acuerdes de él, pero para olvidar a alguien, a veces necesitamos un poco de ayuda externa para darnos ese espacio que necesitamos para operar el cambio de pensamiento.

De la misma forma que tendrás que afrontar tú sola tus momentos más íntimos de encarar la nueva situación, cuenta con el apoyo y la escucha activa de un buen amigo con quien poder abrirte y expresar cómo lo vas llevando.

Seguro que si es la persona adecuada, además de darte un feedback constructivo, sabrá hacer mucho más luminosos los momentos oscuros.

10. Sal con otras personas

Quizás creas que es demasiado pronto para iniciar una relación nueva cuando lo que estás intentando es olvidar a alguien. Pero no te lo tomes como tal, sino más bien como el hecho de darte la oportunidad de disfrutar de nuevo de la compañía de otras personas.

No se trata de que te vayas con el primero que pase, pero sí de abrirte hacia aquellas personas que te gusten o te resulten atractivas por alguna razón. Aunque eso sí, sé honesta en todo momento y no crees falsas expectativas.

Carlota Serrano