Los 15 tipos de dolor de cabeza (causas y síntomas)

4 weeks ago

Amanda Coeting

No todas las personas sufren por igual el dolor de cabeza, pues existen diferentes diferentes tipos de cefaleas

Los 15 tipos de dolor de cabeza (causas y síntomas)

Según datos médicos en todo el mundo, el 40% de las personas sufren de dolor de cabeza al menos una vez al año. Se trata de un problema de salud común que hace que incluso las tareas más simples sean insuperables, y puede arruinarnos lo que podría ser un buen día.

Algunas personas tienen dolor de cabeza sin poder identificar la causa. Por eso en este artículo vamos a ver cuáles son los 15 tipos de dolor de cabeza que puedes sufrir, así como sus causas y sus síntomas. Conociéndolos podríamos tener la posibilidad de actuar en consecuencia para ayudar a nuestro cuerpo a sanar.

Los principales 15 tipos de dolor de cabeza según tipología: primarios y secundarios

Cuando sufrimos dolor de cabeza no acostumbramos a ir mucho más allá en el análisis de nuestro dolor. Generalmente no somos conscientes de los diferentes tipos de dolor de cabeza que existen, y nos es difícil identificar la causa concreta.

En cualquier caso, la diferencia primordial que hay que hacer antes de nada entre los diferentes tipos de cefalea es el origen del dolor. Esta diferencia fundamental nos proporciona una importante diferenciación entre dolores.

Si el dolor de cabeza es en sí mismo la enfermedad que nos afecta se clasifica como cefalea primaria. Si, por el contrario, el dolor viene a causa de alguna otra enfermedad subyacente, se clasifica como cefalea secundaria.

Cefaleas primarias

Tener buenos hábitos o ciertas conductas evitativas nos pueden ayudar a aliviar o evitar el dolor de cabeza. Las causas principales que provocan las cefaleas primarias son la deshidratación, la ingestión de alcohol y alimentos, y el estrés. Es por eso que te invitamos a realizar algunos cambios simples de consumo y estilo de vida si sufres jaquecas.

A continuación vamos a ver los tipos de dolor de cabeza primarias que existen, lo que te ayudará a entender como evitar conductas que los puedan promover.

1. Cefalea punzante

La cefalea punzante da un dolor no muy severo que aparece siempre muy localizado. En concreto, este dolor de cabeza tiene su origen en una afectación en la primera rama del nervio trigémino.

Las punzadas son de breve y baja intensidad, y por lo general no se requiere consulta médica. Se relaciona con algunas maniobras abruptas, como cambios de postura o movimientos de cabeza, y se pasa al cabo de un rato de su aparición.

2. Cefalea tensional

La cefalea tensional se refiere a dolores de cabeza de tipo muscular. Es un término generalista que los médicos usan a menudo para indicar un dolor que da la sensación de opresión o constricción en el cráneo. Puede originarse en diferentes órganos o estructuras corporales: ojos, arterias, nervios, cerebro, etc., pero la causa más frecuente es la tensión de los músculos y ligamentos.

Parece que el cráneo sean pocos huesos unidos, y la verdad es que hay muchos músculos que se usan, por ejemplo, para el movimiento de los ojos, la mandíbula, mostrar el estado de ánimo, etc.

3. Migraña

La migraña no se debe confundir con la cefalea tensional, que es causada por la tensión muscular. En el caso de la migraña, el dolor es más pulsátil y no opresivo.

La raíz está en los vasos sanguíneos y la liberación de sustancias químicas procedentes de los nervios circundantes. Las células nerviosas envían impulsos a los vasos sanguíneos, causando vasoconstricciones y vasodilataciones, y liberando prostaglandinas, serotonina y otras sustancias inflamatorias que causan dolor.

4. Cefalea por presión externa

La cefalea por presión externa es fruto de llevar durante rato algo que comprime la cabeza. El origen puede ser algo tan básico como por ejemplo haber llevado casco de una moto durante horas. También puede pasar con gafas de bucear, una gorra, etc. Es un dolor molesto pero que no tendría que durar más de una hora, por lo que es de los menos preocupantes de la lista.

5. Cefalea por crioestímulo

La cefalea por crioestímulo aparece en exposición al frío. Suele darse cuando nos bañamos en agua con muy baja temperatura o cuando sufrimos mucho frío. También puede aparecer si exponemos nuestra cabeza al contacto directo con hielo (por ejemplo, a causa de un traumatismo) o si inhalamos o ingerimos algo frío.

6. Cefalea tusígena

La cefalea tusígena se conoce también como la cefalea benigna de la tos. Se desencadena a causa de un esfuerzo intenso en un lapso corto de tiempo, como tos, risa, estornudo, levantamiento de peso, defecación, etc.

La localización del dolor es variable, y la duración suele ser muy corta, y se diferencia de otras cefaleas en que no se asocia con otros síntomas (náuseas, malestar con luz o sonido, lagrimeo, etc).

7. Cefalea por esfuerzo físico

Llegados a un máximo esfuerzo físico prolongado haciendo actividad física, una persona puede sufrir dolor de cabeza. El dolor puede ser bilateral y es de tipo pulsátil, pudiendo aparecer junto a vómitos y náuseas. Por lo general va desapareciendo cuando se para de hacer ejercicio.

8. Cefalea por actividad sexual

En la cefalea por actividad sexual la forma de dolor es variable, pero por lo general es bilateral y se asocia con otra sintomatología como taquicardia, náuseas, acaloramiento o mareos. Puede acontecer antes, durante o después del coito, pero normalmente remite al cabo de poco cesando la actividad sexual.

9. Cefalea hípnica

La cefalea hípnica se caracteriza por episodios nocturnos de dolor craneal en los que el individuo se despierta periódicamente. Es de intensidad moderada o severa, y suele aparecer en personas mayores de 50 años. Se asocia con algún tipo de alteración de los ritmos biológicos.

Cefaleas secundarias

En estos casos las cefaleas vienen dadas como efecto colateral de otra enfermedad. A diferencia de muchas de las anteriores, a veces no hay mucho que se pueda hacer contra la causa del dolor. De todos modos, solamente entender el origen de estos dolores ya nos puede dar tranquilidad, y en cualquier caso tenemos que mirar de solventar la enfermedad que los está generando.

10. Cefalea por traumatismo

En caso de sufrir un a traumatismo craneoencefálico es posible padecer dolor de cabeza. Hay que pensar que la gravedad de los traumatismos puede variar, pudiendo llegar a ser muy grave y ser causa de muerte.

Cuando alguien se queja de dolor de cabeza ocasionado por un traumatismo hay que descartar lesiones, pues podría haber una hidrocefalia o algún tipo de hematoma. También hay que señalar que se clasifica en este tipo de cefalea aquella que aparece después de una intervención quirúrgica.

11. Cefalea por trastorno vascular

Cuando una persona tiene alteraciones en los vasos sanguíneos también puede aparecer el dolor de cabeza. Hay diferentes causas que pueden acabar conllevando un dolor de cabeza. Por ejemplo, esto puede pasar en caso de tener anomalías congénitas en arterias y venas, aunque también se deberían destacar los casos de accidente vascular y arteritis.

12. Cefalea por alergia

A veces las alergias dan jaquecas porque causan el bloqueo de los senos paranasales y la presión en la cabeza. Generalmente, están acompañados por otros síntomas como ojos llorosos o que pican, o dolor que afecta la cara.

Las alergias estacionales son las más comunes y el tratamiento incluye medicamentos antihistamínicos y de cortisona prescritos por el médico.

13. Cefalea por sustancia

Se llama también síndrome de abstinencia, y se trata de un dolor de cabeza causado por abuso o abstinencia de una substancia. Esta puede ser una droga tan blanda como las que encontramos en el café o el tabaco, es decir, como la cafeína o la nicotina. También el alcohol y las benzodiacepinas son otros ejemplos remarcables por su prevalencia.

14. Cefalea por medicamento

Algunas cefaleas se desencadenan a causa de tomar ciertos medicamentos: anticonceptivos orales, terapia hormonal sustitutiva, antibióticos, antihistamínicos, … y, en casos, los propios medicamentos usados para el dolor de cabeza.

Abusar de antiinflamatorios o triptanes hace que el propio organismo reaccione produciendo cefalea. A veces es un círculo vicioso que cuesta romper, puesto que el paciente no espera que el medicamento para tratar la jaqueca produzca asimismo dolor de cabeza.

15. Cefalea por infección

Hay casos en los que una infección por microorganismos puede desencadenar dolor de cabeza. Un ejemplo común de ello podría ser la gripe, aunque hay infecciones intracraneales más delicadas como la encefalitis o la meningitis.

Referencias bibliográficas

  • Diamond, S. (1994). Migraine. Journal of the American Medical Association. 271 (6), 478.
  • Greenberg, D., Aminoff, M. y Simon, R. (2012). Clinical Neurology 8/E:Chapter 6. Headache & Facial Pain. McGraw Hill Professional.
  • Loder, E. y Rizzoli, P. (2008). Tension-type headache. BMJ, 336 (7635), 88–92.
  • Leroux, E. y Ducros. A. (2008). Cluster headache. Orphanet J Rare Dis. 3 (1), 20.
  • Strain, J.D., Strife, J.L., Kushner, D.C., et al. (2000). Headache. American College of Radiology. ACR appropriateness criteria. Radiology; 215(suppl), 855–860.

Amanda Coeting