Sara Carbonero compra su último capricho de Navidad, unas galletas de jengibre y canela de Tiger

11 months ago

Anna Luque

Son unas galletas típicas navideñas que han encantado a la periodista y a sus hijos

Sara Carbonero en una imagen de archivo
Sara Carbonero en una imagen de archivo Fuente: Cedida

Sara Carbonero es una apasionada de la Navidad. Desde hace varias semanas el espíritu navideño se ha apoderado de todo lo que le rodea, ya sea su ropa, decoración para su casa en Oporto e incluso los eventos a los que asiste. La periodista cautivó a sus seguidores con una imagen de su hijo pequeño Lucas decorando el árbol de Navidad con complementos muy originales. También ha vestido el que será el estilismo perfecto para estas fiestas de Noche Buena y Fin de Año.

Y es que Carbonero sigue disfrutando como el primer instante de las Navidades en Oporto, donde vive con su pareja, el portero Iker Casillas, y sus dos hijos Lucas y Martín, tal como ha escrito en su blog personal de la revista ‘Elle’ llamado ‘Cuando nadie me ve’: «Es nuestra tercera Navidad en Porto y me sigue fascinando igual que la primera vez […] La cola por hacerse fotos en los bancos debajo de las palabras iluminadas crece año tras año».

El capricho de 3 euros

Lo que también sigue fascinando a Sara es uno de los productos tradicionalmente navideños que se venden en las tiendas. La periodista ha querido desvelar a sus seguidores a través de varias instantáneas en su perfil de ‘Instagram Stories’ su último capricho navideño, que a pesar de no estar relacionado con la moda, también se convertirá en un objeto de deseo después de que Carbonero lo haya mostrado.

La galletas de jengibre y canela de Tiger, el último capricho de Sara CarboneroLa galletas de jengibre y canela de Tiger, el último capricho de Sara Carbonero | Instagram

Se trata de una caja de galletas de jengibre y canela en forma de corazones que se encuentran en la cadena de establecimientos conocida como Tiger. Carbonero las ha comprado para que sus hijos puedan comerlas y disfrutar de estas galletas típicas navideñas en esta tienda parecido a un «todo a cien» por un precio de tan solo 3 euros. Tiger actualmente ha decidido su nombre e identidad y pasa a ser Flying Tiger Copenhagen, aunque con los mismos y característicos productos.

Anna Luque