15 alimentos que son buenos para cuidar el hígado

Estos alimentos te ayudarán a tener un hígado saludable.
Alimentos para cuidar el hígado

El hígado cumple más de 500 funciones en nuestro organismo. La medicina china establece que es uno de los órganos que hay que cuidar más para que nuestro cuerpo funcione de la mejor manera.

Produce bilis, proteínas y colesterol, regula la coagulación y es el gran depurador del cuerpo. Es ahí donde las toxinas y los fármacos son eliminados del cuerpo. Por esta razón, un hígado saludable ayuda a mantener un buen estado general.

¿Qué alimentos consumir para mantener en buen estado el hígado?

Existen muchos alimentos que ayudan al hígado a cumplir sus funciones. Es en el hígado donde también actúa el sistema inmunológico, además, como ya se mencionó, todas las funciones depurativas se encuentra ahí.

Los alimentos con propiedades depurativas, diuréticas, antioxidantes, con una considerable cantidad de aminoácidos, vitaminas y proteínas, son ideales para cuidar el hígado. En esta lista de 15 alimentos encontrarás diversas opciones para integrar a tu dieta.

1. Brócoli

El brócoli es rico en azufre, útil para la desintoxicación del hígado. Entre las múltiples propiedades del brócoli para nuestro organismo, está la función de desintoxicar el organismo por medio del fortalecimiento del hígado. Además, contiene selenio, que es imprescindible para la correcta metabolización de los estrógenos, proceso que ocurre en el hígado.

Este vegetal se puede consumir sin problema de forma continua. Se recomienda que sea mínimo dos veces por semana, para que el hígado se vea beneficiado con las propiedades del brócoli.

2. Garbanzos

Los garbanzos son una importante fuente de aminoácidos. Los aminoácidos son esenciales para cuidar el hígado, por esta razón es que se recomienda consumir garbanzos. Los aminoácidos forman enzimas, las cuales tienen que ver directamente con la limpieza hepática, por lo que para mantener un hígado saludable, hay que incluirlos en nuestra alimentación.

Los garbanzos, junto a otras legumbres, se pueden consumir con regularidad. Lo ideal es que mínimo una vez por semana, aparezcan en alguna de nuestras comidas.

3. Pepino

El pepino es un alimento diurético que ayuda al proceso de depuración. Este fruto contiene mucha agua y minerales, por lo que una de sus principales propiedades es la de funcionar como diurético. Esto a su vez ayuda en todo el proceso de desintoxicación del cuerpo, al eliminar por medio de la orina los tóxicos que entran al cuerpo por diversas situaciones.

El pepino puede consumirse sin ninguna restricción, preferentemente eliminando las semillas. Además tiene la ventaja de ser un alimento bajo en calorías.

4. Espinacas

Las espinacas son un alimento ideal para cuidar el hígado. Además de su alto contenido de clorofila, (de ahí lo intenso de su color) las espinacas tienen la gran propiedad de neutralizar los tóxicos que entran al cuerpo. Por esta razón las espinacas son el complemento ideal en una dieta que busca cuidar el hígado.

Las espinacas son un alimento muy completo que deben incluirse de forma cotidiana en la alimentación, ya sea en ensalada o en otra forma de preparación.

5. Aguacate

El aguacate es otro alimento que ayuda a que el hígado cumpla su función. Entre las propiedades del aguacate está su contenido de Omega 3. Su ácido oleico reduce el colesterol malo en la sangre, y esto afecta directamente con la cantidad de toxinas. De esta forma el hígado se ve beneficiado al recibir un “apoyo” de este alimento.

Lo mejor es consumirlo sin cocinar de ningún modo. Al incluir en nuestra dieta este fruto, estaremos ayudando a reducir la sobrecarga del hígado en el proceso de depuración.

6. Frutos rojos

Todos los frutos rojos son una fuente importante de antioxidantes. Estos compuestos antioxidantes ayudan a la regeneración celular, y por tanto a que las funciones de los organismos no se alteren. Por esta razón es que los frutos rojos son parte de los alimentos buenos para cuidar el hígado.

Además contienen enzimas, que ayudan a la depuración del hígado, compuestos que ayudan a descomponer los ácidos grasos y pectina que auxilia en la eliminación de metales.

7. Té verde

El té verde es un aliado excelente para proteger el hígado. Para ayudar a mantener el buen funcionamiento de este órgano vital, hay que beber abundante agua. Por otro lado hay que eliminar bebidas azucaradas y gaseosas, y tener cuidado con la cantidad de infusiones. Sin embargo, el té verde puede ser un aliado pues se ha comprobado que ayuda a acelerar la función hepática.

Si bien no se debe abusar del consumo del té verde, si se recomienda beber al día una taza. Además este té ayuda a quemar grasa, lo cual también es un beneficio para el hígado.

8. Nabo daikon

Esta hortaliza es un alimento que no debe faltar para mejorar la función hepática. La medicina china habla mucho acerca de la importancia del hígado. Es uno de los órganos a los que presta más atención. Y entre las recomendaciones más comunes, está la de ingerir de forma regular nabo daikon. Ayuda a eliminar las toxinas que el hígado desecha y además ayuda a los riñones en este proceso.

Se puede añadir nabo daikon a la alimentación, consumiéndose dos veces por semana. Aunque en algunas regiones no es un ingrediente común, en realidad no es tan difícil de encontrar.

9. Alcachofas

La alcachofa es uno de los mejores alimentos para cuidar el hígado. Aquellos alimentos que tengan un sabor amargo, son adecuados para la salud hepática. Las alcachofas tienen esta característica en su sabor, además de contener silimarina, un antioxidante que actúa directamente en las funciones del hígado.

Sin duda alguna uno de los alimentos que se deben integrar a la dieta diaria para cuidar el hígado es la alcachofa, por lo que se puede consumir hasta 4 veces por semana.

10. Agua tibia con limón

Beber agua tibia con limón en ayunas es excelente para ayudar a la función hepática. Para gozar de sus beneficios, basta con tomar un vaso de agua tibia con el zumo de un limón. Esto debe ser al despertarse y sin haber consumido otro alimento. Esta bebida ayuda a la correcta producción de bilis que permite procesar las grasas y de esta forma depurar el hígado.

Para una dieta desintoxicante, beber un vaso de agua tibia con limón, es de gran ayuda. Sin embargo esto no debe sustituir el beber suficiente agua durante todo el día.

11. Piña

La piña se puede utilizar para hacer una dieta depurativa.Una alternativa para cuidar el hígado, es realizar al menos una vez al año una dieta con el único objetivo de desintoxicar el cuerpo. Para este propósito se puede utilizar la piña. Simplemente consiste en comer durante todo un día, única y exclusivamente este fruto.

No se recomienda hacerlo con demasiada frecuencia, no obstante llevar a caba esta dieta por un solo día, en ocasiones esporádicas, ayudará mucho a la función desintoxicante del hígado.

12. Zanahoria

La zanahoria contiene flavonoides y betacarotenos. Estos dos compuestos ayudan a purificar la sangre. Además son antioxidantes, lo cual ayuda a fortalecer el hígado y además ayudan a desechar los metales de la sangre. La propiedad de la zanahoria de intervenir en la purificación de la sangre es lo que la convierte en una verdura excelente para cuidar el hígado.

Se recomienda consumir en combinación con alguno de los demás alimentos que ayudan a fortalecer el hígado. Además, no hay restricción en su consumo.

13. Aceite de oliva

El aceite de oliva también es un ingrediente que ayuda a cuidar el hígado. Se aconseja agregar este elemento a las comidas de forma habitual. Este aceite es auxiliar para ayudar a procesar las grasas, lo cual ayuda al hígado a no tener una carga excesiva por un consumo elevado de alimentos altos en grasas.

Además, en el caso en el que no se esté excediendo la cantidad de grasa soportable para el hígado, el aceite de oliva ayuda a procesar las grasas.

14. Manzana

La manzana es un fruto muy bueno para cuidar el hígado. Esto se debe a que la manzana tiene un importante contenido de pectina y de antioxidantes. De esta forma ayuda a combatir los radicales libres y de esta forma disminuye la carga de toxinas en el hígado. Por otro lado la pectina es un elemento que ayuda a un buen funcionamiento intestinal.

Por esta razón es que la fruta que más se recomienda consumir para cuidar el hígado, es la manzana.

15. Té de boldo

El boldo es una planta que contiene gran cantidad de silimarina. La silimarina es un compuesto flavonoide que entre otras cosas ayuda al buen funcionamiento del hígado. El boldo se puede consumir en infusión, y es altamente recomendado para atender dificultades hepáticas o fortalecer el hígado y mejorar sus funciones.

La silimarina se encuentra en altas cantidades en la planta de boldo, por lo que no es conveniente consumirlo en exceso.

Referencias bibliográficas

  • Takato Ueno, et al. (1997) Therapeutic effects of restricted diet and exercise in obese patients with fatty liver, Journal of Hepatology, Volume 27, Issue 1
  • Murase et al.,(2002) “Beneficial Effects of Tea Catechins on Diet-Induced Obesity: Stimulation of Lipid Catabolism in the Liver.” International Journal of Obesity

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.