Boldo: qué es, propiedades, beneficios y contraindicaciones

hace 2 semanas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Una planta medicinal que se usa en infusiones para aliviar ciertos males.

Flor de Boldo

El boldo es una planta comúnmente utilizada en infusión para auxiliar en ciertos malestares. Este árbol, originario de Sudamérica, es aprovechado desde la corteza hasta sus flores y hojas. De hecho, para beberlo en un té lo que se utiliza son precisamente sus hojas.

Pero lo más importante es que esta planta se caracteriza por tener múltiples propiedades que benefician al organismo. Su sabor es muy agradable, por lo que muchas personas lo consumen habitualmente. Os presentamos una lista con las propiedades, beneficios y contraindicaciones del boldo.

Boldo: una planta con múltiples propiedades que hay que conocer bien

Los compuestos de la planta de boldo pueden tener beneficios para la salud. Debido a que contiene una buena cantidad de flavonoides y taninos, puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, entre otras afecciones.

No obstante, el hecho de se trate de una alternativa natural para ayudar en ciertos padecimientos no exime la posibilidad de efectos adversos. Por esta razón es importante también conocer las contraindicaciones junto con las propiedades de la planta de boldo.

1. Diurético

Las hojas de boldo en infusión tienen propiedades diuréticas. Debido a que contiene boldina, esta planta cumple la función de un eficiente diurético. Esta propiedad permite eliminar con mayor facilidad toxinas acumuladas en la sangre.

Las personas que presenten infecciones urinarias frecuentes o con problemas de cistitis pueden sentirse beneficiadas si consumen infusiones de boldo. Esta es sin duda una de las más eficientes cualidades de esta planta.

2. Ayuda contra el estreñimiento

Un té de hojas de boldo puede ayudar a aliviar el estreñimiento. Uno de los usos más comunes de esta planta desde tiempos ancestrales ha sido ayudar a aliviar malestares relacionados con el sistema digestivo.

Debido a que tiene propiedades anti inflamatorias, ayuda a relajar el intestino y de esta forma permitir la correcta evacuación. Esto también ayuda a disminuir los gases. Este efecto puede ser muy útil para personas que padecen flatulencias.

3. Descongestionante

Una de las propiedades y beneficios de boldo es como descongestionante. Para utilizarlo con este fin se debe aplicar de manera externa. Las hojas de boldo puede aplicarse de forma tópica, basta con ponerlas en el pecho o cerca de la nariz.

La planta de boldo contiene cineol. Este aceite es lo que le da el característico aroma al boldo, además de tener la capacidad de despejar las vías respiratorias. Por esta razón, se recomienda tenerlo cerca para aspirar su olor y de esta forma sentir alivio ante una congestión.

4. Relajante

La planta de boldo y su importante compuesto, el cineol, puede también usarse como relajante o auxiliar para tratar el insomnio. El cineol es un aceite que entre sus múltiples beneficios, también actúa sobre el sistema nervioso, relajándolo.

Si bien hay algunas plantas que estimulan el organismo y mantienen alerta al sistema nervioso, la planta de boldo tiene el efecto de reducir el estrés y reducir la excitación. Esto beneficia al proceso de sueño ayudando a conciliarlo con mayor facilidad.

5. Analgésico

Las propiedades del boldo permiten darle uso como analgésico natural. Desde tiempos remotos la planta de boldo ha sido utilizada para aliviar todo tipo de dolores. Es un analgésico ligero que bien puede sustituir algún medicamento para malestares menores.

Ya sea en un episodio de resfriado, cólicos menstruales o después de una rutina de ejercicios, una infusión de la planta de boldo puede ayudar a relajar músculos y articulaciones y proporcionar alivio.

6. Antiséptico y antiacné

Las hojas de la planta de boldo tienen propiedades antisépticas. Para este fin se utilizan las hojas directamente aplicadas sobre una herida o quemadura leve.

De forma tópica, las hojas de boldo auxilian a que no se genere ninguna infección sobre una herida expuesta. También puede utilizarse para tratar el acné. Tanto por vía externa por medio de compresas, como tomando una infusión de boldo una vez por día.

7. Dolencias reumáticas

El boldo se usa como auxiliar para calmar el dolor de la artritis y enfermedades reumáticas. Sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, han resultado también muy eficaces para ayudar a disminuir las molestias por dolencias reumáticas.

Para usar el boldo para este fin, se utilizan emplastes de hoja de boldo directo sobre las articulaciones. La boldina, el limoneno y el cineol, actúan sobre ellas, desinflamando y relajando también los músculos.

8. Depuración

Las hojas de boldo pueden ser parte del tratamiento de depuración del hígado y vesícula. A la planta de boldo se le considera una planta hepatobiliar, es decir que ayuda a estimular las funciones de los órganos encargados de eliminar las toxinas.

Por esta razón es que, junto a una dieta adecuada, las infusiones de la hoja de boldo pueden ayudar al proceso depurativo del hígado y de la vesícula. De esta forma se minimiza el riesgo de padecer de cálculos biliares.

Contraindicaciones de los usos de la planta de boldo

Si bien las hojas de boldo tienen múltiples beneficios, hay que recordar que el hecho de que se trate de una alternativa natural para atender algunos padecimientos no lo hace una sustancia inocua. Es importante atender a las contraindicaciones y a ciertas recomendaciones para evitar consecuencias negativas.

  • La ingesta de la infusión de boldo no debe exceder más allá de un mes.

  • Si su ingesta se va a combinar con un tratamiento médico o con medicamento, debe consultarse con el médico, pues sus compuestos pueden potenciar o inhibir los efectos de la medicina y con esto causar un daño mayor.

  • No se debe proporcionar a niños menores de 12 años, ni mujeres embarazadas ni en lactancia.

  • En caso de pacientes con problemas renales o con problemas hepáticos, debe siempre consultar con el médico antes de consumirlo, pues podría provocar complicaciones mayores.

  • Si te ha gustado, puedes leer nuestro artículo sobre la manzanilla

Referencias bibliográficas

  • Chevallier, A. (1997). Enciclopedia de Plantas Medicinales. Madrid: Acento Editorial.
  • Mejía Correa, L., Abad, M. I. y Escobar, V. (2014). Los Secretos de las Plantas. 3ra edición. Medellín: Fundación Secretos para Contar.
  • Villaescusa, L y Martín, T. (2007). Fitoterapia para el insomnio, la ansiedad y el nerviosismo. En: Castillo E, Martínez I. Manual de Fitoterapia. Elsevier Masson, 2007. p. 167-185.
  • Zin, J. y Weiss, C. (1980). La Salud por medio de las Plantas Medicinales. Santiago: Ed. Salesiana

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga