12 alimentos clave para tener una piel bonita y radiante

Hay muchas formas de cuidar la piel y una buena alimentación es una de las mejores alternativas.
Alimentos buenos para la piel

La mejor forma de tener una piel bonita y radiante es cuidando lo que comemos. Si bien las cremas de uso externo pueden ayudar a lograr este propósito, lo que repercute directamente es lo que ingerimos.

Por esta razón lo mejor para tener una piel bonita y radiante es introducir de forma habitual en nuestra dieta estos 12 alimentos clave. La mayoría de ellos son muy fáciles de incorporar y además, resultan deliciosos.

Estos 12 alimentos te ayudarán a tener una piel bonita y radiante

La piel requiere ciertos nutrientes para permanecer joven y radiante. Requiere vitamina E, colágeno, antioxidantes, ácidos grasos, carotenoides, magnesio, proteínas y por supuesto abundante hidratación.

Estos alimentos, combinados con buenos hábitos de salud como hacer ejercicio, no fumar ni excederse con el alcohol, así como proteger la piel de los rayos UV con un protector solar adecuado a la piel y usar cremas externas, te asegurarán tener una piel joven, radiante y bonita.

1. Agua

Beber suficiente agua es indispensable para tener una piel saludable. El cuerpo necesita niveles óptimos de hidratación y la piel no es la excepción. Por esta razón se sugiere consumir alrededor de 2 litros de agua al día, así como consumir alimentos como lechuga o melón, que proporcionan hidratación al cuerpo.

2. Frutos del bosque

Los frutos rojos del bosque son alimentos con alto contenido de antioxidantes. Las cerezas, fresas, frambuesas y arándanos son frutos que contienen grandes cantidades de antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que causan el envejecimiento de la piel. Además, promueven la producción de colágeno, que la mantiene tersa y con elasticidad.

3. Avellanas

Las avellanas contienen vitamina E, por lo que ayudan a tener una piel joven. Consumir avellanas con frecuencia resulta muy favorecedor para que la piel luzca radiante.La vitamina E que estas semillas contienen aceleran la producción de colágeno y llenan de nutrientes a la piel, lo cual la hace lucir radiante.

4. Tomate

El tomate es uno de los alimentos clave para tener una piel bonita y radiante. Entre las múltiples propiedades de esta verdura está la de contener licopeno, un poderoso antioxidante que le permite a la piel defenderse de los rayos del sol. El tomate es un gran aliado para incrementar las defensas y disminuir los efectos externos que dañan la piel.

5. Pimiento rojo

Otro aliado para tener una piel hermosa es el pimiento rojo. La vitamina C es la que más involucrada está en la producción de colágeno, y es el colágeno el que le brinda a la piel una apariencia suave, elástica y radiante. El pimiento rojo es uno de los alimentos con mayor cantidad de vitamina C, por esta razón se recomienda consumirlo con frecuencia.

6. Albaricoques

El albaricoque es un fruto rico en betacarotenos que ayudan a combatir los radicales libres. Pero además, este fruto contiene vitamina A en altas cantidades, que es importante para la renovación celular. Por esta razón consumir albaricoque con frecuencia puede beneficiar a que la piel recobre su elasticidad.

7. Espirulina

Uno de los mejores alimentos para tener una piel bonita y radiante es la espirulina. Este alga tiene múltiples beneficios para el organismo. Uno de los más efectivos lo encontramos en procesos referentes a la piel. Por un lado, el alga espirulina ayuda a desintoxicar la sangre y por el otro, favorece la regeneración celular, retrasando la aparición de arrugas.

8. Chocolate

El chocolate oscuro o amargo, también ayuda a tener una piel hermosa. Este tipo específico de chocolate ayuda a reducir el envejecimiento prematuro. Contiene ácidos grasos, flavonoides y antioxidantes y todo esto contribuye a que la piel no envejezca de forma prematura. Además, tiene la facultad de nutrir la piel a profundidad de forma más efectiva que cualquier crema para la piel.

9. Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son otro alimento con gran cantidad de vitamina E. La gran ventaja de estas semillas es que las puedes consumir a lo largo del día como un snack ligero que además te ayuda a cuidar tu piel. Además de la vitamina E, contienen selenio y magnesio, que ayudan a proteger la piel de las inclemencias externas del clima y de la contaminación.

10. Semillas de chía

Las semillas de Chía contienen Omega 3. Lo mejor para aprovechar sus beneficios es molerlas y agregarlas a las ensaladas. Aunque también pueden disfrutarse enteras. Entre todas las propiedades que las semillas de chía ofrecen, ayudan a combatir la resequedad y por lo tanto la aparición de arrugas en la piel.

11. Brócoli

Otra verdura que puedes agregar a tu alimentación para tener una piel bonita es el brócoli. Es una verdura multivitamínica, pues contiene vitamina A, B, C, K y E, todas ellas necesarias para la producción de colágeno y además aumentar las defensas de la piel al exponerse al sol, los rayos UV, la contaminación y el polvo.

12. Zanahorias

Las zanahorias le proporcionan a la piel hidratación y pigmentación. Esta verdura tiene un alto contenido de betacaroteno, por lo que al contacto con el organismo, se convierte en vitamina A, que es un antioxidante. Además la zanahoria humecta y le da coloración a la piel. Por esta razón es que la zanahoria también es un alimento que ayuda a una piel bonita y radiante.

Referencias bibliográficas

  • Agarwal, S., & Rao, A. V. (2000). Tomato lycopene and its role in human health and chronic diseases. CMAJ : Canadian Medical Association journal = journal de l'Association medicale canadienne.
  • Finamore, A., Palmery, M., Bensehaila, S., & Peluso, I. (2017). Antioxidant, Immunomodulating, and Microbial-Modulating Activities of the Sustainable and Ecofriendly Spirulina. Oxidative medicine and cellular longevity, 2017.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.