Primer mes de embarazo: 8 cosas que debes saber

1 week ago

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Son muchas las cosas que las madres primerizas desconocen del primer mes de embarazo.

Primer mes de embarazo

El primer mes de embarazo se cuenta a partir del primer día de la última menstruación. Los síntomas del embarazo durante estas primeras semanas son muy variables de mujer a mujer, e incluso de un embarazo a otro.

Es el que más pasa desapercibido, pues muchas mujeres confunden los síntomas con enfermedades, estrés o diferentes malestares. Es común que el retraso de la menstruación se tome a la ligera y no pensar que sea provocado por un embarazo.

Primer mes de embarazo: 8 cosas que debes saber

Durante el primer mes de embarazo no hay cambios físicos importantes. En este período el vientre aun no está abultado y, salvo algunos síntomas, todo transcurre con relativa normalidad- Con todo, es importante saber qué pasa en el cuerpo y qué hacer este primer mes.

La llegada de un nuevo miembro a la familia regularmente causa alegría e ilusión. Aún así la madre puede experimentar emociones no tan agradables. Son perfectamente normales y tienen una explicación. A continuación te explicamos todo lo que debes saber sobre el primer mes de embarazo.

1. Desarrollo del bebé

En el primer mes de gestación el embrión llega a medir hasta 4 milímetros. Todo comienza con la fecundación del óvulo y el espermatozoide. Esto da lugar al cigoto que se desplaza hacia el útero y se implanta en la matriz, ocurriendo alrededor del noveno día.

En los siguientes días este cigoto comienza a diferenciarse en tres capas. A partir de ellas más adelante se desarrollará el sistema nervioso central, el aparato digestivo, los huesos, los músculos y el sistema sanguíneo.

Además, en este primer mes empieza a formarse la placenta y el cordón umbilical ya en una etapa muy temprana. Estos cambios internos aún no se perciben al exterior, si bien empiezan a ocurrir cambios hormonales que pueden provocar hipersensibilidad.

2. Cambios físicos en la madre

Los cabios físicos no son evidentes en el primer mes de embarazo. Hay mujeres que tienen un ligero sangrado en el momento que el óvulo se implanta, aunque en muchas ocasiones esto pasa desapercibido o se interpreta como un ciclo menstrual adelantado.

El cambio físico más evidente es la falta de menstruación. Aunque el vientre no presenta crecimiento, muchas mujeres se sienten inusualmente hinchadas. También pueden tener un ligero crecimiento o congestión en los pechos debido al incremento de progesterona y estrógenos.

Por otro lado suele ser común que empiecen a sentir ganas de orinar con mucho más frecuencia. Esto se debe al aumento del flujo de sangre que hace que pasen por los riñones una mayor cantidad de agua.

3. Confirmación del embarazo

Es posible confirmar el embarazo a partir del día 10 del embarazo. Existe la creencia de que una prueba del embarazo no puede realizar durante el primer mes, pues los resultados no serían confiables. No obstante esto no es cierto.

Una prueba de embarazo puede confirmar que existe concepción. Se puede realizar unos días después de que haya faltado la primera regla. Si se sabe más o menos la fecha de concepción puede hacerse alrededor del día 10.

Desde el primer momento ciertas hormonas comienzan a estar presentes en el cuerpo. Esto es suficiente para determinar el resultado de la prueba de embarazo. Aunque siempre será recomendable acudir al médico para pruebas más precisas.

4. Alimentación

La alimentación juega un papel fundamental durante todo el embarazo. Es importante mantener una dieta equilibrada, equilibrada y sin excederse innecesariamente en las porciones. Además hay algunos alimentos que es mejor restringir de la dieta.

Lo que se debe eliminar son las bebidas alcohólicas. Esto es absolutamente fundamental para que el bebé no sufra malformaciones. Por otro lado el queso crudo no pasteurizado, el salmón crudo o cualquier carne cruda también se deben evitar. Hay que reducir también la ingesta de sal y sodio en general.

Otra recomendación es tomar suficiente agua y consumir frutas y vegetales frescos. Es muy probable que el médico recomiende vitaminas en pastillas y ácido fólico como suplementos alimenticios, pues es común sentirse muy fatigada ya desde el primer mes.

5. Actividad física

Durante el primer mes de embarazo es aconsejable mantener actividad física regular. Excepto por algunos deportes que implican movimiento violentos (como boxeo, artes marciales, esquí, montañismo, pesas o equitación), es totalmente recomendable realizar actividad física.

Si la madre está habituada a realizar actividad física desde antes del embarazo puede seguir con su actividad normal. De todos modos siempre es mejor comentarlo con el médico para que sea él quien indique algunas pautas según el estado del embarazo.

Si previamente al embarazo la mujer no realizaba ejercicio, puede realizarse pero con mesura. Actividades como yoga, caminata, natación, bailar, estiramientos y rutinas de pesas ligeras son ideales

6. Hábitos

Existen algunos hábitos que hay que cambiar o instaurar durante este primer mes. Una vez que se ha confirmado un embarazo es imperativo suspender el consumo de alcohol, pero también el de fumar.

El tabaco durante el embarazo es de los hábitos más perjudiciales para el bebé. Entre los efectos más comunes está el bajo peso al nacer, retraso en el crecimiento fetal y aumento de las probabilidades de un aborto espontáneo.

Cualquier otra sustancia nociva como drogas o estimulantes están prohibidas. Generan daños irreversibles al bebé desde el primer mes. Además hay que olvidar es la automedicación, pues existen muchos fármacos que no deben consumirse durante esta etapa.

7. Cuidados emocionales

Desde el primer mes de embarazo pueden haber cambios de humor y sensibilidad en la madre. Una de las primeras reacciones que ocurren en el cuerpo al implantarse el óvulo son los incrementos de progesterona, prolactina y estrógenos.

Todas estas alteraciones hormonales pueden causar hipersensibilidad y cambios de humor repentinos e inexplicables. Es importante ser consciente de estos cambios para poder sobrellevarlos y comprenderlos.

Sin embargo, una buena alimentación, descansar adecuadamente y la actividad física pueden contribuir a gestionar de mejor forma estos cambios de humor. En esta etapa pueden aparecer las náuseas y un incremento en el sentido del olfato.

8. Señales de riesgo

Durante el primer mes de embarazo hay que estar atentos a ciertas señales de riesgo. En los primeros días durante la implantación del óvulo puede ocurrir un sangrado. Lo mejor es acudir al médico ante cualquier tipo de sangrado.

El sangrado en las encías también debe atenderse, pues si llega a ocurrir hay que acudir al dentista. Por otro lado, las náuseas y vómitos no son frecuentes durante el primer mes de embarazo. No obstante, si llegan a ocurrir no hay que alarmarse y hay que comentarlo en la siguiente consulta.

Si se presenta fiebre, dolor en el costado del vientre, sangre al orinar o se sufre algún accidente hay que acudir de inmediato a ver al especialista. Solamente el profesional médico puede valorar el estado general de la madre y del feto.

Referencias bibiliográficas

  • Fournier, S. y Leach, M. (2017). ¡Voy a ser mamá! ¿Y ahora qué?. Libros Cúpula.

  • Roca, E. y Basil, C. (2012). Vamos a ser padres: La guía más completa, actualizada y ampliada de embarazo, parto y posparto. Barcelona: Debolsillo.

  • Ruiz, J. (2006). Nueve meses bien alimentados. Ediciones Martínez Roca.

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga