5 alimentos que dan calor pero que no engordan

10 months ago

Carlota Serrano

Combate el frío de forma ligera con estos alimentos que te activan y te ayudan a entrar en calor.

Estos alimentos te ayudarán a combatir el frío sin añadir calorías.
Estos alimentos te ayudarán a combatir el frío sin añadir calorías. Fuente: Unsplash

Tanto si eres muy friolera como si lo que deseas es activar tu metabolismo, lo que necesitas es la ayuda de ciertos tipos de alimentos que dan calor a quien los consume.

A diferencia de lo que muchas pensarán, no nos referimos a los platos de potajes montañeses abundantes en grasas para ayudarnos a entrar en calor, sino a ciertos productos que, incluso consumidos en pequeñas cantidades, cuentan con la capacidad de ayudarnos a entrar en calor hasta en los meses más fríos de invierno.

5 alimentos que dan calor pero que no engordan

Si eres friolera… ¡Incluye estos alimentos en tu lista de la compra!

1. Jengibre

Entre los alimentos termogénicos (alimentos que dan calor) con los que podemos contar para conseguir movilizar la energía de nuestro cuerpo, el jengibre es uno de los mejores aliados con los que contamos.

Su contenido en gingeroles es el responsable de que acelere nuestro metabolismo hasta un diez por ciento, razón por la cual conseguimos aumentar nuestra temperatura corporal de una forma similar a si hiciéramos algo de ejercicio, y además sin necesidad de consumir a penas calorías.

Puede utilizarse en polvo para incorporar a los sofritos de los alimentos, rallado para las ensaladas o trocitos de la raíz para hacer infusiones. Además, si las incluyes en la preparación de galletas encontrarás una forma deliciosa de consumirlas junto al té caliente en las largas tardes de invierno.

2. Pimienta

El uso de las especias en países como India persigue también el objetivo de activar el sistema de defensas que protege a las personas de infecciones diversas. Es por eso que la adición de éstas en la comida convierte a aquello que las contiene en alimentos que dan calor a la vez que no engordan.

La pimienta contiene piperina, una sustancia con capacidad de producir calor con el contacto (debido a su alto contenido en aceites esenciales), razón por la cual también resulta picante al entrar en contacto con la lengua, y también por ingestión.

Al consumirla junto a otros alimentos, ya sean platos salados o con leche caliente, consigue ayudarnos a aumentar nuestra temperatura, con lo cual resulta una ayuda ideal para los meses más fríos, y lo mejor… ¡sin añadir calorías extra en nuestra dieta!

3. Cayena

La pimienta cayena, guindilla o chile es una variedad de pimiento con un altísimo contenido en capsicina, un compuesto químico natural que, debido a su capacidad termogénica por contacto, es uno de los alimentos que dan calor más potentes que podemos encontrar. De hecho, hasta se incluye este principio activo como una sustancia terapéutica en la preparación de ciertos productos para tratar el dolor muscular.

Pero si lo que queremos es una pequeña ayuda para que nuestro metabolismo se active un poco, podemos preparar un macerado de aceite de oliva virgen extra con algunas guindillas dentro de un frasquito de cristal, e ir utilizándolo a conveniencia sobre el pan, para aderezar ensaladas o platos de pasta. Aunque eso sí, para aquellas personas que sufran molestias de estómago o tengan propensión a las hemorroides, mejor buscar una alternativa más sutil.

4. Canela

En los países nórdicos resulta bastante habitual incluir en sus preparaciones navideñas de dulces típicos, infusiones, incluso en el vino caliente con especias, alguna cantidad de canela, sea en polvo o en rama, con la que además de aromatizar y proporcionar un sabor que potencia el sabor dulce, ayuda a desprenderse del frío cuando se llega de la calle.

Si queremos beneficiarnos de la capacidad que convierte a la canela en uno de los principales alimentos que dan calor sin hacernos engordar, basta con espolvorear una pequeña cantidad sobre aquellas bebidas que consumamos, como puede ser un chocolate caliente, una taza de leche o dispensar media cucharadita en el depósito del café cuando preparemos una cafetera.

Además de hacer que el café resulte delicioso y aromático, su contenido en aceites esenciales nos ayudará a activar nuestra capacidad de generar calor y será una gran ayuda si deseamos quemar calorías extra sin que suponga ningún esfuerzo.

5. Ajo

Para comprobar el poder calorífico del ajo, no tenemos más que constatar la sensación de calor que va invadiendo nuestra zona torácica cuando comemos un poco de éste en estado crudo (por ejemplo frotado sobre el pan tostado o en forma de alioli). Es por eso que el ajo resulta perfecto para tratar los enfriamientos, sea en forma de alguna preparación en crudo o en forma de sopa.

En cualquier caso, se trata de uno de los alimentos que dan calor más fáciles de conseguir y, por tanto, de incluir en la alimentación cotidiana, debido a lo mucho que se cuenta con éste en la preparación de las recetas típicas de nuestra dieta.

Para las más valientes, pueden consumir un diente de ajo picado en ayunas, ayudándose con un poco de agua para que resulte más sencillo de tragar. No sólo estaremos proporcionando un aumento de temperatura a nuestro cuerpo, sino que también estaremos cuidando la salud de nuestro corazón.

Carlota Serrano