Atelofobia (miedo a la imperfección): causas y síntomas

Hablamos sobre las características de esta fobia poco común.
Atelofobia

¿Te suena la palabra “atelofobia”? Consiste en la fobia a las imperfecciones. Es una fobia infrecuente y muy subjetiva, ya que no todos tenemos la misma idea de “perfección”.

Por otro lado, como veremos, esta “obsesión por la perfección” va más allá del mero perfeccionismo, ya que estamos hablando de un verdadero trastorno de ansiedad.

En este artículo conoceremos qué es la atelofobia, cuáles son sus causas, síntomas y tratamientos psicológicos que se pueden realizar con personas que la padezcan.

Atelofobia: una fobia específica

La atelofobia es una fobia específica, donde el estímulo temido es la imperfección. ¿Qué significa eso? Vamos a concretar un poco más.

Recordemos que las fobias específicas son miedo irracionales, desproporcionados e intensos a un estímulo o situación concreta. A veces, en lugar de miedo lo que aparece es una ansiedad intensa, hiperactivación del organismo, malestar asociado, etc.

Es decir, en el caso de la atelofobia, no siempre tiene por qué existir miedo, sino que hay muchas personas que lo que sienten es una ansiedad elevada, un rechazo o un malestar ante las cosas (u objetos, situaciones, etc.) imperfectas.

En realidad, esto va más allá de simples cosas u objetos, y puede extrapolarse a comportamientos y acciones, ya sea del propio individuo con atelofobia como de personas del entorno (amigos, conocidos, desconocidos, familiares…)

Curiosamente, en este tipo de fobia, el estímulo “temido” o que genera ansiedad es algo realmente subjetivo a veces (ya que hay personas que pueden considerar imperfecta una cosa y otras en cambio no).

En casos extremos, en la atelofobia (como en otras fobias específicas) pueden aparecer incluso ataques de pánico asociados a la ansiedad inicial. Los síntomas de la atelofobia interfieren en la vida diaria del individuo, produciendo un deterioro en las diferentes esferas de su vida.

Más allá del perfeccionismo

La atelofobia es una fobia que va mucho más allá del mero perfeccionismo, rasgo característico de algunas personas; así, las personas con atelofobia no se limitan a ser perfeccionistas, sino que su malestar ante las cosas o acciones imperfectas va más allá, y les llega a causar un gran sufrimiento.

En las personas perfeccionistas, en cambio, este sufrimiento no es tan exagerado (sencillamente son personas un poco “obsesivas”, a las que les gustan las cosas “perfectas”, etc.). De hecho, si no existiera tal sufrimiento o interferencia en la vida, no estaríamos hablando de una fobia específica (un trastorno de ansiedad).

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas principales de la atelofobia? Estos corresponden a los síntomas característico de una fobia específica. Vamos a verlos de forma resumida.

1. Miedo o ansiedad intensa

El síntoma principal de la atelofobia es un miedo o ansiedad elevada ante las imperfecciones. Estas imperfecciones, como decíamos, pueden aparecer en los propios comportamientos o acciones, en objetos, situaciones de la vida, etc.

2. Evitación de la imperfección

La persona con atelofobia evitará aquellas situaciones que puedan desencadenar esa angustia que siente ante la imperfección; es decir, la evita a toda costa. También puede ser que emplee una gran cantidad de tiempo en hacer las cosas perfectas (síntoma que comparte con el trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad).

3. Síntomas psicofisiológicos

En la atelofobia también pueden aparecer síntomas físicos, del propio organismo, tales como: temblores, hiperventilación, náuseas, vómitos, tensión, sudoración excesiva, etc. Es decir, síntomas propios de un ataque de pánico (aunque este no se llegue a manifestar).

En definitiva, el organismo se encuentra sobreactivado, ante el estímulo generador de la ansiedad y el malestar. Todos estos síntomas reflejan la ansiedad o preocupación por el hecho de no hallar la perfección.

Causas

¿Qué es lo que puede causar la atelofobia? En realidad, sus causas no son del todo conocidas. Seguramente la etiología es multicausal, como sucede con la mayoría de fobias e incluso de trastornos mentales.

Por un lado, como ocurre con muchos otros trastornos de ansiedad, puede existir una vulnerabilidad biológica en el individuo. También puede ser que este manifieste un rasgo de la personalidad perfeccionista pero llevado al extremo.

Experiencias traumáticas o negativas relacionadas con la “imperfección”, o con alguna equivocación o errata por parte de uno/a mismo/a o de los demás (que halla implicado consecuencias muy negativas), también puede influir en el origen de la atelofobia.

El papel de la educación también puede ser clave en esta fobia tan infrecuente; por ejemplo, el hecho de haber recibido una educación muy estricta y rígida también puede estar en el origen (junto a otras causas) de la atelofobia. Por otro lado, el hecho de haber sufrido acoso, o críticas muy negativas por no llegar a la perfección (especialmente por parte de los padres), también pueden ser factores causales del trastorno.

Es decir, en este último caso, hablamos del hecho de que los padres hayan exigido mucho al hijo/a y desde edades muy tempranas (quizás en momentos evolutivos demasiado tempranos para el desarrollo del niño o la niña). Puede ser que en estos casos la persona sienta que nunca es demasiado buena o “perfecta”, que nunca es suficiente.

Tratamiento

¿Cómo tratamos la atelofobia? Desde un punto de vista psicológico, será fundamental tratar los pensamientos disfuncionales (y erróneos) de base, asociados al concepto de perfección e imperfección.

Es decir, se deberá ir a la raíz del problema, y analizar con el paciente qué entiende por perfección y qué entiende por imperfección, ya que a lo mejor tiene conceptos extremadamente rígidos (o simplemente, extremos).

Se buscará que este tenga una visión más realista de las cosas, y que relativice la importancia de la perfección. Así, el tratamiento que se suele recomendar es una terapia cognitiva, basada en la reestructuración cognitiva.

1. Pensamientos disfuncionales

Una vez detectados esos pensamientos anómalos, se trabajará para que el paciente encuentre pensamientos alternativos a los mismos (siendo estos más realistas, positivos y funcionales). También deberemos analizar el grado de presión que se marca la propia persona, a nivel conductual, afectivo, social…

2. Estímulos desencadenantes

Para ello, pero, primero deberemos saber qué estímulos concretamente son los que causan la ansiedad en el paciente (es decir, no es lo mismo buscar siempre la perfección en uno/a mismo/a, que buscarla en los demás, etc.). Por otro lado, tampoco es lo mismo sentir ansiedad ante las cosas imperfectas que ante las situaciones imperfectas.

En función de estos datos, se deberá diseñar una terapia acorde con los síntomas del paciente, no tanto con los síntomas de la propia atelofobia. Al final, cada paciente es único y manifestará el trastorno de una forma idiosincrática.

Referencias bibliográficas

  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.

  • Bados, A. y Vallejo, M.A. (ed.). (2005). Fobias específicas. Manual de terapia de conducta.

  • Castillero, O. (2018). Atelofobia (fobia a la imperfección): síntomas, causas y tratamiento. Psicología y Mente.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.