Espirulina: qué es y 10 beneficios de este superalimento

4 months ago

Ingrid Dalmau

La espirulina es un superalimento que nos aporta muchos nutrientes en muy poca cantidad de producto, por lo que se ha popularizado como suplemento dietético.

La espirulina está muy de moda como suplemento, por sus muchas propiedades.
La espirulina está muy de moda como suplemento, por sus muchas propiedades. Fuente: GTRES

Uno de los superalimentos que más popularidad ha ido ganando en los últimos años es la espirulina, un tipo de alga convertida en suplemento nutricional por sus increíbles propiedades.

Te contamos de dónde procede la espirulina, cuáles son sus beneficios para la salud y cómo puedes tomar este alimento para aprovechar sus aportes nutricionales.

¿Qué es la espirulina?

La espirulina se ha popularizado como un tipo de alga, pero lo cierto es que realmente procede de un tipo de cianobacterias conocidas como “algas azules”.

Si bien su consumo no se ha popularizado hasta hace poco en las sociedades modernas, este alimento ya era utilizado en las culturas mesoamericanas como la de los aztecas, así como en algunas regiones cercanas al lago Chad en África, donde abunda este producto.

A partir de 1965 se empezaron a estudiar sus propiedades, y al descubrir sus múltiples beneficios nutricionales se sistematizó la explotación del producto, que actualmente se vende como suplemento dietético.

La espirulina para el consumo se puede encontrar sobre todo en forma de comprimidos o cápsulas, siendo utilizado como suplemento nutricional, pero también es popular su formato en polvo, que puede incluirse fácilmente en zumos y batidos.

10 propiedades y beneficios de la espirulina

La espirulina es un alimento con muchos aportes nutricionales y beneficios para salud, siendo un producto ideal para utilizar como suplemento. Te los contamos a continuación.

1. Contiene todo tipo de nutrientes

La espirulina contiene una gran dosis de todo tipo de nutrientes, siendo muy rica en proteínas (4 gramos por cada 7 gramos de producto), vitaminas B1, B2 y B3, hierro, magnesio, potasio, omega 3 y omega 6, además de contener pequeñas cantidades de casi todos los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo. Además, estos se absorben más fácilmente que los de otro tipo de alimentos.

2. Regula el colesterol malo

Otro de los beneficios de la espirulina es que ayuda a reducir el colesterol malo y la presencia de triglicéridos, mientras que ayuda a aumentar la presencia del colesterol bueno. Esto lo convierte en un alimento ideal para prevenir enfermedades relacionadas, como pueden ser los infartos,

3. Antioxidante

La espirulina también es una gran fuente de antioxidantes, como la clorofila o los carotenoides. Otro de sus antioxidantes es la ficocianina, que ayuda a combatir la presencia de radicales libres y ayuda a eliminar las células peligrosas, lo cual contribuye a prevenir ciertos tipos de cáncer. Esta sustancia es la que aporta el color verde azulado de este alga.

4. Antiinflamatorio

Esta misma sustancia, la ficocianina, también aporta a la espirulina sus efectos antiinflamatorios naturales, ayudando a reducir los daños en tejidos inflamados.

5. Rico en hierro

La espirulina es uno de los alimentos más ricos en hierro, uno de los motivos por los cuales es altamente recomendado por la OMS. Además el tipo de hierro que presenta, al ser de origen orgánico vegetal, es fácil absorción por el cuerpo.

6. Reduce presión arterial y niveles de azúcar

La espirulina también es rica en óxido nítrico, que promueve la relajación y dilatación de los vasos sanguíneos, favoreciendo la circulación y ayudando a reducir la presión arterial.

Lo mismo ocurre con los niveles de azúcar en el cuerpo, siendo beneficioso como suplemento en casos de diabetes.

7. Refuerza las defensas

El principal componente antioxidante presente en la espirulina, la ficocianina, ayuda a aumentar el nivel de linfocitos T del cuerpo, parte importante del sistema inmunitario. Estos linfocitos ayudan a protegernos de las anormalidades celulares que pueden causar infecciones o enfermedades como el cáncer, por lo que juegan una parte importante a la hora de combatirlo.

8. Mejora resistencia muscular

Las propiedades antioxidantes de este tipo de alga verdiazul ayudan a minimizar el daño muscular que se puede producir por el daño oxidativo tras ejercicios intensos. La espirulina ayuda a mejorar la resistencia muscular e incluso la fuerza muscular.

9. Mejora alergias

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, este superalimento también resulta beneficioso para tratar los síntomas de la rinitis alérgica, o cualquier otra alergia que se caracterice por la inflamación de las vías nasales.

10. Ayuda a adelgazar

Otro de los beneficios que ha popularizado a la espirulina es su efecto en dietas para adelgazar. Este alimento contiene un tipo de aminoácido, la fenilalanina, que tiene efecto saciante y ayuda a reducir el apetito. Es por ello que puede ser un buen aliado a la hora de perder peso. Además, contiene muchos nutrientes en pocas calorías, lo cual lo convierte en un suplemento ideal.

Cómo tomar el alga espirulina

Tal y como comentábamos, la espirulina se comercializa sobre todo en formato de cápsulas, pastillas o en polvo, aunque también se puede llegar a encontrar espirulina fresca o incluída en otro tipo de alimentos.

Se puede consumir en pastillas o cápsulas a modo de suplemento nutricional y según las indicaciones del envase. Si se consume en formato de polvo, se puede mezclar solo con agua o acompañar en batidos y preparados.

Se recomienda empezar a consumir de 1 a 3 gramos al día, e ir aumentando la dosis diaria una vez se compruebe que la reacción del cuerpo es buena, puesto que no todo el mundo la tolera de la misma forma. Si notas efectos secundarios adversos, deja de consumir inmediatamente.

Si quieres tomar este alimento como ayuda para perder peso, se recomienda tomarlo antes de las comidas, para que puedas beneficiarte de su efecto saciante.

Contraindicaciones de la espirulina

Pese a ser un alimento de origen vegetal, con grandes propiedades nutricionales y beneficiosas para la salud, se debe consumir con precaución.

Antes de nada, es necesario asegurarse que es de origen fiable y de buena calidad, pues existen cultivos que no pasan ningún tipo de control y pueden presentar contaminación.

Tomar este tipo de algas contaminadas podría llegar a causar dolor de estómago, náuseas, vómitos o incluso daños en el hígado.

Está contraindicada en caso de padecer problemas de riñón o hipertiroidismo. En casos de presentar otras enfermedades, en caso de embarazo o durante la lactancia, se recomienda la consulta de profesionales de la salud antes de iniciar su consumo.

Ingrid Dalmau