7 remedios caseros para la tos (naturales y eficaces)

4 months ago

Paz Beltrán

Elimina la tos seca o productiva con estos remedios naturales y fáciles de preparar desde casa.

Podemos aliviar la tos sin necesidad de utilizar jarabe y con remedios naturales.
Podemos aliviar la tos sin necesidad de utilizar jarabe y con remedios naturales. Fuente: GTRES

Nada peor que esa molesta tos que nos interrumpe al hablar y nos mantiene casi toda la noche despiertas sin poder dormir, que nos pone de mal humor y que puede ser, en algunos casos, hasta dolorosa.

Lo cierto es que si la tos se presenta es porque nuestro cuerpo está tratando de eliminar agentes externos que pueden hacernos daño. Afortunadamente, podemos encontrar alivio y una rápida mejoría sin necesidad de ir al médico con estos remedios caseros para la tos que hoy te presentamos.

¿Por qué tengo tos?

Lo primero que debes saber es que la tos es un mecanismo de defensa natural y espontáneo de nuestro cuerpo para expulsar los cuerpos extraños que puedan estar dentro de él, así como la sobre acumulación de moco. A través de la tos, nuestro organismo busca mantener nuestras vías respiratorias despejadas y mantener los bronquios limpios, para que respiremos bien y sus funciones se cumplan correctamente.

Pero por más que tenga buenas intenciones, la tos puede resultar bastante molesta y afectar nuestro día a día, pues es incómoda al hablar, nos interrumpe de lo que sea que estemos haciendo y nos impide dormir por la noche, por lo que a fin de cuentas nos sentimos frustradas, irritables y agotadas a causa de la tos.

Antes de continuar con los remedios naturales para la tos, es importante que identifiques cuál de estos tipos de tos tienes, para que elijas las recetas más efectivas para ello y te sean más beneficiosas.

Existe la tos de origen respiratorio, que es aquella mucho más húmeda, causada por ejemplo por la gripe, y que termina cuando logramos expectorar toda la mucosidad; o la tos de origen extra respiratorio, que es la tos seca, carrasposa y un poco más difícil de eliminar, pues no expectoramos porque es la reacción a factores externos, como las alergias al polvo y al polen.

Remedios caseros para la tos y totalmente naturales

Con estos remedios naturales para la tos podrás encontrar rápido alivio para los momentos de tos que te persiguen durante el día y especialmente para la tos que no te deja dormir, pues desafortunadamente la tos se agudiza en las noches una vez nos tumbamos y la congestión empeora. Por fortuna, tenemos estos remedios caseros para ti.

1. Primero busca mantenerte hidratada

Una forma de ayudarte a sentir alivio es que te mantengas hidratada, para que tu garganta se mantenga húmeda y suavizada. Opta por tomar bebidas calientes no irritables y si tienes un humidificador, utilízalo para humedecer el ambiente y que te sea más fácil respirar.

2. Compresas calientes

Un remedio casero para la tos, especialmente la que se presenta en las noches, es ponerte compresas calientes en la base del cuello. Esto te ayudará aportando un efecto sedante para la tos y te permitirá dormir mejor.

3. Raíz de regaliz

El regaliz es una excelente opción para calmar la tos y disminuir la irritación que la mucosa puede ocasionar en las vías respiratorias. Para preparar este remedio casero para la tos, puedes hacer una infusión con una ramita de regaliz y tomarla cuantas veces quieras durante el día, o bien puedes mordisquear directamente la ramita.

4. Jarabe de miel, limón y jengibre

También puedes preparar tu propio jarabe con miel, jengibre y limón. Es el remedio natural para lo tos por excelencia, pues alivia la sensación que produce la irritación en la garganta, disminuye la congestión y reduce la secreción nasal. Todo esto, gracias a que la miel, el limón y el jengibre juntos potencian sus propiedades antibióticas, que son las que te ayudan a deshacerte del virus o aquello que te esté produciendo la tos.

Lo que debes hacer es poner en un recipiente de vidrio una taza grande de miel de abejas, una raíz de jengibre cortada en rodajas y 2 limones; mezcla muy bien y deja reposar durante 24 horas para obtener lo mejor de sus propiedades. Consume una cucharada de este jarabe natural 3 veces al día hasta que la tos haya desaparecido.

5. Raíz de jengibre

Si no quieres preparar el jarabe natural, otro remedio para la tos muy efectivo es el jengibre elaborado en infusión, que puedes tomar durante el día y especialmente una taza antes de irte a dormir. También puedes simplemente masticar la raíz de jengibre, que lo que hará es calentar tu garganta para eliminar virus y bacterias, pero también servirá para humedecer y deshacerse de la irritación.

6. Vaporizaciones con eucalipto y limón

Una de las mejores opciones para cuando tenemos congestión nasal y cualquier afección del sistema respiratorio es hacer vaporizaciones, un remedio natural para la tos muy sencillo de hacer en casa. En este caso te recomendamos eucalipto, porque es especial para abrir las vías respiratorias, y limón, por su acción antibacteriana.

Para preparar esta receta necesitas poner a hervir en una olla un litro de agua con un puñado de hojas de eucalipto y el exprimido de un limón. Cuando el agua hierva, apaga el fuego y retira la olla a un lugar de la cocina que te sea cómodo para hacer las vaporizaciones. Ahora cubre tu cabeza con una toalla y acércate a la olla para inhalar los vapores con mucho cuidado de no irte a quemar. Inhala cuantas veces quieras, vas a ver cómo sientes alivio inmediato.

7. Infusión de tomillo

El tomillo es otro ingrediente natural muy utilizado para hacer remedios caseros para la tos, especialmente cuando la tos es seca, pues humedece la garganta, alivia la irritación y combate los agentes externos que te estén produciendo tos.

Para preparar esta infusión de tomillo, toma dos cucharadas de tomillo y machácalos con un mortero o con una cuchara. Ponlo a hervir en agua y retira cuando haya llegado a ebullición. Deja asentar la infusión por 5 minutos y sirve en una taza con la ayuda de un colador para evitar que pases los restos de tomillo. Si quieres mejorar el sabor, agrega una cucharadita de miel que también te dará alivio.

Paz Beltrán