Cómo bajar de peso rápido: 10 consejos para adelgazar sin dieta

2 months ago

Paz Beltrán

Aquí tienes 10 consejos sobre cómo bajar de peso rápido, de forma sana y natural. Bajar de peso sin dietas es posible, siguiendo unos hábitos más saludables.

Puedes bajar de peso rápido sin necesidad de seguir estrictas dietas.
Puedes bajar de peso rápido sin necesidad de seguir estrictas dietas. Fuente: Unsplash

Cómo bajar de peso es una de las inquietudes más comunes y constantes en nosotras las mujeres, pues los estándares de belleza impuestos por la sociedad y el consumo nos han hecho creer y sentir que siempre tenemos unos kilitos de más por perder.

Bajar de peso se ha convertido en algo tan importante que hay toda una economía creada alrededor de ello y miles de dietas “milagrosas” (y no tan milagrosas) que nos prometen bajar de peso rápidamente.

Sin embargo, no necesitas más que estos 10 consejos básicos para llevar una nutrición sana, equilibrada y real. Te contamos cómo bajar de peso rápido y de forma saludable, sin necesidad de seguir estrictas dietas que no te hacen ningún bien.

Cómo bajar de peso rápido en 10 consejos

Es posible decir que la mayoría de mujeres hemos intentado alguna vez en nuestras vidas hacer una dieta o tomar un producto para bajar de peso y, la verdad, es que los resultados no siempre se notan y nunca son definitivos.

Con la economía que hay alrededor de la pérdida de peso nos vemos expuestas a todo tipo de dietas y productos que prometen ser la solución para perder esos kilitos que nos sobran. Sin embargo, lo que en realidad necesitamos es cambiar nuestros hábitos alimenticios, cambiar la idea de comer por nutrirnos, ser conscientes de los alimentos y empezar a tratar nuestras emociones con algo diferente a la comida.

Teniendo esto en mente, no necesitas más que estos 10 tips básicos sobre cómo bajar de peso, que deben convertirse en parte de tu estilo de vida. A estos nuevos hábitos súmales más buena voluntad y una actitud positiva hacia a tu cuerpo.

1. Desayuna como una reina siempre

No olvides desayunar bien si lo que buscas es cómo bajar de peso rápido. El desayuno es la comida más importante del día, porque es cuando le aportamos a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesita para mantenerse activo durante el día. De esta forma se activa y cumple con todas sus funciones.

Es además la comida del día en la que podemos permitirnos comer más pero adecuadamente, pues las calorías que entran las quemamos durante el día. Por si fuera poco, de lo que comemos en la mañana depende la ansiedad que nos da en la tarde por picotear y comer dulces.

Un desayuno adecuado debe realizarse como muy tarde una hora después de haber despertado, según nuestro reloj biológico, y debe tener alimentos de todos los grupos: una cantidad importante de carbohidratos, siempre y cuando estos sean complejos (pan integral, cereales integrales) y no simples (pan blanco, bollería, pastelería); una cantidad importante de proteínas, de origen animal o vegetal; y cuanto quieras de frutas o verduras.

2. Toma tus 2 litros de agua

Es totalmente cierto que el agua es esencial para el organismo y que nos ayuda a bajar de peso, porque permite que todos los órganos funcionen bien y nos ayuda a eliminar toxinas mientras regula el tránsito intestinal.

Si buscas cómo bajar de peso pero te aburre tomar agua pura, recuerda que las infusiones también cuentan como agua. Siempre puedes darle un poco de sabor poniendo rodajas de limón o la fruta que te guste. Lo importante es que sean mínimo 2 litros de agua equivalentes a 10 vasos.

3. Verduras en todas tus comidas

Las verduras, además de una gran cantidad de vitaminas y minerales, también nos aportan mucha fibra. Es muy importante cuando queremos bajar de peso, pues nos da sensación de saciedad y nos ayuda a evacuar correctamente, limpiando además nuestro intestino a su paso.

Así que prueba incorporando tus frutas preferidas primero y luego ve probando con otras, pero siempre a la hora de la comida y la cena sin falta. En otros momentos del día también te puedes animar a tomarlas en zumos detox como los cold pressed, asi cambias el sabor.

4. Frutas todos los días

Así como las verduras, las frutas también son alimentos muy beneficiosos para el cuerpo y la respuesta a cómo bajar de peso rápidamente, pues nos aportan una gran cantidad de agua, vitaminas, minerales y fibra fundamentales para reducir peso.

Puedes incluir un zumo de fruta en el desayuno (natural sin azúcar añadido) o comer una pieza de la fruta que más te guste a media mañana y en la merienda.

5. Muchas proteinas

Ya sean de origen animal o vegetal, las proteínas son fundamentales para bajar de peso rápido y para tu bienestar en general. Las proteínas nos ayudan a acelerar el metabolismo, pues tardan más tiempo en digerirse y nos sentimos saciadas por más tiempo, mientras nuestro metabolismo trabaja más intensamente. Un metabolismo activo es la clave para procesar correctamente todos los alimentos y bajar de peso.

6. Haz 5 comidas al día

Algunas caemos en la idea de que para bajar de peso hay que dejar de comer, pero nada más lejos de la realidad. Cuanto menos comemos y nos saltamos comidas, nuestro cuerpo retiene más los alimentos en forma de grasa, pues entra en modo restrictivo y siente que tiene que reservar lo poco que está entrando.

Si piensas en cómo bajar de peso, no olvides hacer 5 comidas durante el día. De esta forma tu metabolismo estará siempre activo y quemando calorías, y evitarás la sensación de ansiedad y las ganas de comer comida basura y dulces.

Lo ideal es que hagas desayuno, comida y cena y un snack o merienda ligera entre cada una de ellas, procurando hacer cada una de las comidas con un periodo de 3 horas de separación.

7. Tu atención en la comida mientras comes

Nos hemos acostumbrado a comer mientras hacemos miles de cosas más, como estar en el móvil, ver la tv e incluso trabajar al tiempo que comemos. Este es un pésimo hábito para nuestro bienestar, porque por un lado no desconectamos y por el otro, no somos conscientes de la cantidad que estamos comiendo ni cómo lo estamos comiendo.

Come poniendo atención a lo que ingieres, masticando más lento para no excederte con la cantidad de comida cuando ya estés saciada y poder bajar de peso.

8. Muévete

Nuestro cuerpo está hecho para movernos, aunque nuestras jornadas laborales parezcan contradecir esto. Hacer ejercicio ayuda a acelerar el metabolismo, a que todos nuestros sistemas funcionen bien y también a quemar calorías y bajar de peso.

Si llevas una vida muy sedentaria es más fácil que se hagan depósitos de grasa en tu cuerpo. Para evitarlo procura empezar a caminar unos 35 minutos al día a buen ritmo, por ejemplo andando de casa a la oficina.

9. Duerme 8 horas diarias

El sueño y el descanso son vitales para recuperar el cuerpo y que este pueda cumplir con otras funciones que se hacen mientras descansamos. Por ejemplo, parte importante de la quema de grasas se da mientras dormimos. Así que procura tener tus 8 horas de sueño sin falta para bajar de peso y mantenerte sana.

10. Adiós a la comida basura

Sí, la comida que más nos provoca cuando tenemos ansiedad, resaca y por la que siempre optamos cuando estamos apuradas o pasando un rato con los amigos es la peor de todas. La comida chatarra o basura es sinónimo de una gran acumulación de grasa en el cuerpo y azúcar en la sangre, con pocos nutrientes y muchas calorías. Así que, si buscas cómo bajar de peso y tener un cuerpo saludable, debes olvidarte de la comida chatarra.

Esto no quiere decir que un día con amigos no lo comas, pues debemos aprender a encontrar el equilibrio en la alimentación. Pero comer comida chatarra un día al mes es diferente a hacerlo 10 días al mes, al igual que su efecto a la hora de la comida no es el mismo que a la hora de la cena.

11. Adiós a los refrescos

Los refrescos, gaseosas o sodas son unas de las bebidas más instauradas en nuestro estilo de vida y más dañinas para la salud. Los refrescos son los enemigos a la hora de bajar de peso, porque no son más que una cantidad alarmante de azúcar disfrazada de bebida.

Es por esto que no solo por bajar de peso, sino por tu salud, debes decirle adiós a los refrescos. Prueba en su lugar aguas saborizadas sin azúcar, que puedes hacer preparar fácilmente con agua con gas si lo que te apetece son las burbujas.

Paz Beltrán